Información e iniciativas para la comunidad artística

Carlos Durán: Gao Xingjian en la Galería Senda: Noveaux encres

Inauguración: jueves 31 de marzo, 19:30 h.

Galeria SENDA presenta la segunda exposición del premio Nobel GAO XINGJIAN (Ganzhou,
China, 1940). La muestra recoge una selección de piezas procedentes de su más reciente
producción; las 15 piezas que la componen coinciden en su misma técnica, tinta china sobre
tela.

Gao Xingjian acostumbra a decir que sus pinturas empiezan donde sus palabras no llegan. Y es que si bien su actividad como pintor y escritor se ha desarrollado de forma paralela y es fruto de una misma dedicación, y a pesar de que la literatura y el arte son fuentes de inspiración recíproca en su obra, no hay lugar para las palabras en sus lienzos. La “estética de la creación” que defiende en sus escritos, no deja lugar a dudas: la práctica de la creación artística debe evocar el sentimiento estético, donde lo primordial es generar sensaciones.

La única relación que sus pinturas puedan conservar de su interés por la escritura, sea quizá el uso de la tinta china, que las vincula con el uso milenario que la cultura china ha hecho del arte de la caligrafía. Sin embargo, el uso que hace de este material no remite ni a palabras ni a conceptos, sino que pretende despertar nuestros sentidos. Su pincelada, de gesto espontáneo, explora las posibilidades matéricas de la tinta. La intencionada ausencia de color, confiere al blanco y al negro la calidad de la luz y la sombra en todas sus pinturas. Lo sensorial se traduce pues, en formas imprecisas que fluctúan entre la figuración y la abstracción.

Sus pinturas nacen de la complejidad de la existencia, del desasosiego, la soledad y la espiritualidad intrínsecos al ser humano de los que el autor corrobora la imposibilidad de ser explicados. De ahí el porqué su búsqueda se orienta a intentar expresarlos a través de la tinta. Esto convierte sus pinturas en evocadores paisajes interiores que emergen de formas abstractas y que sólo a través del espectador encuentran su definición. Porque si existe algo que Gao valore por encima de todo, es la libertad del individuo, lo único que le permite la desalienación y distinción respecto de la masa. Y es precisamente cuando el espectador ejerce su derecho al juicio estético, que éste puede sentir y comprender desde su propia subjetividad lo que el artista proyecta en sus pinturas.

Gao Xingjian, nacido en la ciudad de Ganzhou en 1940 es una figura polifacética donde las haya, ha ejercido como escritor de novela, poeta, director de teatro y dramaturgo, autor de ópera, crítico de arte y de literatura, así como también artista plástico. Tras estudiar francés en Pekín, trabajó como traductor y a continuación, como guionista en el Teatro Popular de las Artes de Pekín. El estreno de sus obras de teatro La señal de alarma (1982) y La estación de autobús (1983), motivó que las autoridades chinas decidieran limitar su libertad de expresión acusándolo de contaminación cultural para que en 1986, su obra fuese finalmente prohibida. Gao decidió entonces exiliarse en París, donde reside desde 1987 y donde obtuvo la ciudadanía francesa en 1998. Fue en su país de acogida donde publicó, entre otras, La montaña del alma (1990), la novela que acabó de consagrarlo como escritor,
previa a la obtención del Premio Nobel de Literatura en 2000 que lo convirtió en el primer escritor chino en lograrlo y que le valió ser nombrado Caballero de la Orden de la Legión de Honor por el presidente de la República de Francia, entre sus más notables distinciones. Su faceta como pintor ha sido reconocida por la crítica internacional, y desde 1985 ha expuesto con regularidad en diferentes localizaciones de Europa, EUA y Asia, además de formar parte de importantes colecciones alrededor del mundo; entre dichas exposiciones, cabe citar su presentación en 2002 en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

galeria SENDA
Consell de Cent, 337
08007 Barcelona

T 934. 876 759
F 934. 882 199

Publicado el 22 marzo 2011

No hay comentarios

Envía un comentario