ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

7ª Bienal de arte Leandre Cristòfol en el Centre d’Art la Panera

Del 15 de mayo al 29 de agosto de 2010

Siguiendo la línea iniciada en el año 1997, la Bienal reúne una serie de artistas catalanes y españoles para ofrecer un panorama diversificado de la situación de las artes visuales en nuestro país con la voluntad de seguir mostrando trabajos que han escogido moverse en zonas fronterizas entre el arte, la

arquitectura y el diseño. Asimismo, habrá un apartado importante dedicado a los libros de artista y

publicaciones especiales.

Participantes:

Efrén Álvarez, Nacho Carbonell, Izaskun Chinchilla, Patricia Esquivias, Daniel Jacoby, Kaoru Katayama,

Juan López, Sara Ramo, Fernando Sánchez Castillo y Belén Uriel

Publicaciones:

Adiccionesporquesi, Columpio. Galería de dibujo contemporáneo , Crani, Doropaedia, Dientes de ojo, Fast

Gallery, The Gutenberg’s Quarterly, Papermind, Picnic Editorial, Save As...

La génesis de una nueva edición de la Biennal d’Art Leandre Cristòfol conlleva un proceso dilatado de

preparación que supone, por una parte, el seguimiento de una serie de artistas que son tenidos en cuenta no sólo por su emergencia o por una trayectoria ya consolidada, sino, más bien, porque la intuición nos mueve a considerar que es en aquel momento cuando los trabajos seleccionados apuntan hacia un progresivo afianzamiento. Por otra parte, no podemos olvidar que la finalidad de las sucesivas ediciones de la Biennal, que han tenido lugar desde 1997, año de la primera edición, ha sido la de configurar una colección de arte contemporáneo para la ciudad de Lleida; una colección que fuera recogiendo el panorama artístico que se iba produciendo tanto en Catalunya como en el resto del Estado español y que, con el paso de las diferentes ediciones, fuera mostrando las transformaciones, los avances y las vicisitudes que, rápidamente, ha ido experimentando la creación artística en nuestro país. Al mismo tiempo, no podíamos dejar de tener presente en cada una de las sucesivas ediciones que toda colección conlleva unas líneas de trabajo intrínsecas, unos ejes vertebradores que serían igualmente decisivos en el momento de hacer las selecciones de artistas y obras. Y hablamos también de selección de obras y no sólo de artistas porque es un elemento añadido más y de suma importancia a la hora de organizar una nueva Biennal, teniendo muy presente que de lo que se trata es de reunir una colección; una colección que siempre se ha ido construyendo con una mirada desde el presente y, desde este presente, apostando hacia el futuro, sin querer recuperar tiempos pasados por razones posibilistas, simplemente las que marcan las restricciones presupuestarias.

Los ejes vertebradores mencionados se han configurado, por un lado, a partir de aquellos rasgos

fundamentales que enmarcan, hoy, la creación contemporánea, como es, por ejemplo, el análisis del yo,

los rasgos autoreferenciales por parte del artista y, como consecuencia, su posicionamiento enfrente del otro, con los componentes subjetivos, pero también de orden social y político, que estas opciones suelen comportar. Sin embargo, también se han ido configurando directrices de trabajo más específicas, como es la revisión y la investigación en cuanto al hecho pictórico hoy, que hemos enmarcado bajo el epígrafe de «pintar sin pintar»; el transversalismo entre disciplinas artísticas, lo que nos ha llevado a invitar a arquitectos y diseñadores desde la edición de 2004, con unas aportaciones que siempre han estado marcadas por posicionamientos bastante críticos con el mundo actual y dando opciones de futuro con la sostenibilidad como objetivo preferente de sus proyectos, o bien una línea de trabajo que, también desde esa misma edición de 2004, se ha ido consolidando y ha cosechado una importancia insospechable en el momento de emprenderla, como es el apartado dedicado a ediciones especiales, libros de artista y todos aquellos elementos subsidiarios al propio trabajo del creador, como son postales, juegos de cartas, chapas, pegatinas, etc. La colección reunida en este último apartado nos ha permitido, al mismo tiempo, generar una actividad propia desde el Centre de Documentació de la Panera, que se concreta en la presentación regular de exposiciones de pequeño formato para dar a conocer no sólo los fondos reunidos, sino también nuevos y continuados descubrimientos en el ámbito editorial.

Con motivo de la última edición de la Biennal d’Art Leandre Cristòfol, la de 2008, ya poníamos de

manifiesto el desinterés generalizado y reiterado de las administraciones públicas catalanas para apoyar

a la creación de colecciones públicas de arte contemporáneo, y planteábamos la importancia que tendría la creación de un fondo regional de arte contemporáneo catalán, al estilo de los FRAC franceses. Como era de esperar, no hemos avanzado nada en este sentido, y la casi totalidad de museos existentes en Catalunya siguen sufriendo la falta de recursos para ampliar sus colecciones.

Asimismo, los centros de arte, a menudo impulsores de nuevas producciones artísticas, ven como éstas

se les van de las manos para entrar en el mercado artístico sin tener posibilidades de retenerlas. Todo

esto ha hecho que, trece años después de la puesta en marcha de la Biennal d’Art Leandre Cristòfol, su

objetivo principal de reunir una colección siga siendo todavía hoy del todo vigente y necesario.

Glòria Picazo

Directora del Centre d’Art la Panera

Más Información:

www.lapanera.cat