ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Adiós a Chema Alvargonzález

El 18 de octubre falleció en Berlín Chema Alvargonzález, socio fundador del IAC. Lamentamos profundamente esta terrible pérdida no sólo para sus familiares y amigos sino también para la comunidad artística. Artista de gran valía y amplia trayectoria, Chema dio ejemplo de solidaridad desde su avanzadilla en la ciudad alemana, donde desarrolló multitud de proyectos colaborativos.

Reproducimos la nota difundida por EFE:

El artista español Chema Alvargonzález, nacido en Jerez de la Frontera en 1960, falleció hoy en Berlín, la ciudad donde desarrolló buena parte de su producción, integrada sobre todo por instalaciones, fotografía y vídeo-montajes. El artista murió a consecuencia de una larga enfermedad crónica, informaron fuentes familiares.

Afincado en Berlín desde poco después de la caída del Muro (el 9 de noviembre de 1989), Alvargonzález materializó su visión artística desde una doble vertiente, la producción propia y el apoyo a proyectos colectivos, como la residencia de estudiantes berlinesa de GlogauAir.

Situada en el barrio multiétnico de Kreuzberg, GlogauAir es un centro cultural que acoge a pintores, escultores, y fotógrafos internacionales para estadías y exposiciones temporales, concentrada tanto en talentos de Latinoamérica y España como de otros ámbitos. En los últimos años, la dirección de la escuela-taller pasó a Irene Pascual, después de que un trasplante de hígado obligara a Alvargonzález a restringir parte de sus actividades.

Alvargonzález alternaba sus proyectos en la capital alemana y Barcelona, las dos ciudades donde desarrolló buena parte de su producción artística en los últimos años. El artista jerezano viajó a Berlín en 1988 y ahí empezó poco después a concentrar buena parte de su producción, alternada con esa función de mecenazgo al frente de la mencionada casa-taller.

Entre sus producciones más destacadas en la capital alemana destacó, en 2001, la instalación de "Mehr Licht" (Más luz"), conjunto compuesto de palabras rojas y luces azules, con el que quedó iluminada una de las fachadas de la emblemática embajada suiza, junto a la sede de la Cancillería.

En 1992 el artista había realizado una instalación similar en el edificio, entonces en ruinas, de la antigua embajada española en Berlín. Asimismo, en 1995 participó en una reflexión colectiva de diez artistas del Mediterráneo sobre la Alhambra de Granada bajo el título "El Castillo Rojo", en la Haus der Kulturen der Welt, también en Berlín. Entre otros galardones, Alvargonzález recibió en 1997 el Premio de Fomento a las Artes de Mönster (centro de Alemania).