ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Adrián Piera. Tomás Ochoa en la Galería Esquina Arte Contemporáneo: Cineraria

Inauguración: Jueves, 10 de Febrero 20:00 h.

Hasta el 26 de Marzo de 2011.

El artista ecuatoriano Tomás Ochoa exhibe en Madrid en la Galería Esquina. La muestra cabe dentro del concepto de campo expandido de la pintura. En esta serie la pintura ha sido reemplazada por pólvora. Bajo el título “Cineraria” (Urna en la que se depositan las cenizas de los muertos) Ochoa analiza las relaciones neo-coloniales y navega por la memoria colectiva del imperio. Esta travesía comienza con las ruinas que dejó la transnacional estadounidense, South American Development Company en el pueblo minero de Portovelo a principios del siglo XX. La muestra se inicia con imágenes de gran formato trabajadas por el artista con una

sofisticada técnica en la cual la pólvora encendida deja su rastro de fuego y cenizas sobre el soporte generando la imagen y redimensionando las fotográficas de esa época. El fuego hace surgir a la luz los rostros y las escenas perdidas de la explotación minera.

Esta muestra se completa con una instalación de video simultáneo en tres canales, con el propósito de recuperar historias y memorias suprimidas. En él se recogen los testimonios de tres mineros de la SAD Co. y se analizan sus estrategias de resistencia. Estas memorias de la explotación se completan a su vez con un recorrido de una cámara subjetiva por los vestigios de la mina y por la escenificación de algunas de las acciones que narran sus protagonistas.

Fernando Castro Flórez –autor del ensayo que acompaña el catálogo de la muestra– ha dicho: “Por medio de un sofisticado proceso serigráfico, Ochoa convierte las moléculas de plata de la fotografía en pólvora quemada. De la instantánea rescata la idea de ‘fogonazo’, en un singular performance pictórico que pone en primer término la idea de peligro o la alusión a un imaginario explosivo. Se trata, al mismo tiempo, de una historia candente y de un rastro de ceniza, de algo oculto y, valga la paradoja, revelador. Por medio de sus videos y pinturas híbridas, Ochoa da cuenta de lo que no se ha contado en Ecuador, de la explotación de sus recursos y riquezas por parte de los americanos. No es ciertamente una historia de gloria sino de ruina o, mejor, se trata de un conjunto de historias de seres anónimos. Si para el capataz, el gerente o los propietarios, los trabajadores no eran nada o tan sólo eran el “decorado” de su éxito, Tomás Ochoa los convierte en “protagonistas”, amplia sus cuerpos y sus rostros, despliega un proceso de subjetivación del excluido.” (…) Tomás Ochoa genera un tiempo (arqueológico y explosivo) crítico en el que se adentra, con una honestidad enorme, en unas sombras que, en verdad, le corresponden y con las que se compromete.

Galería Esquina Arte Contemporáneo

Almadén, 19 28014 Madrid