ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Blanca Soto. Exposición "Recuerdos de Penélope y Serezade" de Rosana Ricalde en Galería Blanca Soto

invitación Recuerdos de Penélope y Serezade

Del 7 de abril al 20 de mayo
Inauguración: 7 de abril a las 18.00h.
Comisaria: Mariana Bretas
Galería Blanca SotoCalle de Almadén, 13, 28014 Madrid

p>La Galería Blanca Soto, inaugura el jueves 7 de abril a las 18:00h. La exposición “Recuerdos de Penélope y Serezade” del artista Rosana Ricalde. Texto de Mariana Bretas:

La palabra… escrita, dicha, imaginada. La literatura está siempre presente en la obra de Rosana Ricalde. En sus recientes trabajos promueve el encuentro entre dos personajes que figuran en el imaginario colectivo de occidente, Sherezade y Penélope. Dos mujeres que incorporan la paciencia para crear sus tramas y hacen que sus memorias mantengan vivos sus recuerdos día y noche, no son antagonistas, sino cómplices en el proceso de construcción de sus narrativas y en el desarrollo prodigioso de sus historias. Fragmentos incompletos que van construyendo un gran tejido con precisas y delicadas aportaciones, que constituyen una red dibujada con un cuidado y una atención minuciosos por parte de la artista.

Penélope, en un eterno coser, y Sherezade, en un eterno contar, se presentan a través de líneas, curvas y formas creadas por Rosana Ricalde. La artista dibuja su trama y nos atrapa a todos, pero al dejar espacios libres en las imágenes que crea, aquel que mira es invitado a crear también sus propias narrativas, a revivir sus experiencias y a entablar relaciones entre tiempos y lugares muchas veces nunca visitados. Así, aquel que ve deja de ser un espectador más y pasa a ser él mismo el protagonista de la historia. Contempla con la mirada la historia creada por Ricalde y la completa con su imaginación y sus vivencias.

En los trabajos de la artista la incompletud es premeditadamente dejada en abierto para la participación del otro. Aquel que mira también contribuye en la trama y en el silencio de la contemplación, se involucra y participa de la obra. Ricalde hace que su trabajo estimule lo que podemos llamar una nueva mirada, que está abierta y disponible al otro. Las historias de Sherezade y Penélope hablan del tiempo, un tiempo impreciso y casi infinito, donde el poder reside en resistir y perseverar, en contar y callar, en creer y abrirse al otro.

En la ansiedad agotadora del siglo XXI, Ricalde actualiza dos figuras míticas del imaginario colectivo. A través de su arte, tan delicada y sutil, la artista nos hace recordar que las buenas historias persisten en el tiempo y de ellas podemos comprendernos a nosotros mismos y a todo lo que nos rodea. Y nada más urgente al día de hoy que dedicarse a disfrutar del tiempo distendido, impreciso; de la amplitud del tiempo presente. El tiempo paciente de Sherezade y Penélope encuentran una fuerte representación en la poética de Ricalde.

La artista juega con nuestra mirada. Ver y no ver. Lo que los ojos son capaces de ver nos señala muchas veces la superficie fina de una trama mucho más densa y compleja. Mujeres fuertes, determinadas y de una delicadeza genuina que en tiempos convulsos, de intrigas, violencia, desconfianza y dolor, nos hacen creer en la cara buena de la humanidad. Las obras de Rosana nos hacen pensar que perseverar, de forma inteligente, sutil y creativa, puede ser la salida a la barbarie que acompaña el ser humano en su trayectoria. Mirar hacia atrás, buscar en el pasado las referencias para pensar el presente y proyectar el futuro. Un futuro más tierno, acogedor y sereno. La paciencia frente a la urgencia para aportar todos los días una pequeña contribución a la historia que no sabemos ni cuándo ni cómo se acaba, pero que un día tendrá fin.