ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Exposición de Enrique Larroy: ¨Pintura corriente¨

Con el título de Pintura corriente, el Museo de Teruel presenta por vez primera en sus salas de exposiciones temporales la obra de Enrique Larroy (Zaragoza, 1954). Con las lógicas derivas que en el tiempo han acompañado a la trayectoria de este reconocido artista, su obra actual continúa siendo receptáculo visual privilegiado de casi los mismos asuntos conceptuales que le interesaron desde que comenzó la práctica de la pintura a comienzos de los años setenta. El color, la forma, la geometría, el azar, el tiempo y el espacio son los engranajes principales del complejo mecanismo perceptivo que obliga a las imágenes a tomar posición desde visiones contradictorias y yuxtapuestas, siempre inestables, e incluso, irreconciliables.

El propósito de esta exposición organizada por el Museo de Teruel con la colaboración del Ayuntamiento de Alcañiz en cuyas salas se presentará a continuación, es abordar la pintura en su poética misma: se trata de posar la mirada en la superficie del cuadro para así poder aproximarnos al acto de pintar, con el deseo de comprender desde el análisis crítico, y por supuesto desde la soberana intuición, los mecanismos puestos en práctica por el pintor para permitirnos ver. La pintura entonces hace acto de presencia, dirigiendo la mirada de quien la contempla hacia ámbitos insospechados, arrumbando certezas y propiciando desvíos impredecibles en las huellas de la acción de quien la ejecuta.

Desde sus inicios, la pintura de Larroy responde a un complejo mecanismo perceptivo de carácter procesual, en el que son fundamentales las relaciones espacio-temporales [asideros de fluctuaciones y derivas, y escenarios de la simultaneidad de acontecimientos o paisajes de imprevisibilidad que descubren la transitoriedad y fugacidad de las cosas], la práctica de las más diversas y dispares estrategias picturales [superposiciones argumentales, sedimentaciones, yuxtaposiciones, alteraciones, distorsiones, tensiones visuales, intersecciones...] y el protagonismo del color, la geometría y el azar, elementos determinantes en el devenir de una cartografía de arquitecturas ilusorias que precisa fijar sus límites en un territorio al que sin embargo acaba siendo ajena, toda vez que la pintura impone sus reglas sobre la realidad supuestamente conocida. Y todo enredado en la pulsión de juegos ópticos y paradojas que en las últimas pinturas descubren su lado más oscuro en un tiempo excitado. 21 abril – 7 junio 2009

Pl. Fray Anselmo Polanco, 3.

Martes a viernes: 10.00 – 14.00 y 16.00¬ – 21.00

Sábados y domingos: 10.00 – 14.00

Festivos: 10.00 – 14.00 y 16.oo – 19.00

Lunes cerrado

comisaria

Chus Tudelilla