ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Guillermina Caicoya. Laura López Balza en la Galería Guillermina Caicoya: En Bruto

Inaguración: 8 de marzo de 2012

Hasta el 15 de abril de 2012

El juego como arte

Texto: Javier Peña

"Con frecuencia el resultado del garabato es satisfactorio en sí mismo, en cuyo caso es como un objeto encontrado —por ejemplo, una piedra o un trozo de madera vieja que tal vez un escultor encuentre y emplee como una especie de expresión, sin trabajarlo […] cualquier trabajo que se le agregue arruinará lo que empezó siendo un objeto idealizado"

Donald Winnicott, Exploraciones psicoanalíticas II

Volver atrás. Liberarse de los procesos aprendidos por una mano que ha leído en los pintores canónicos y marginados, sabedora de la cocina del taller, para lanzarse a un juego libre y espontáneo, sin reglas, ni juicios de razón. No hay ingenuidad en este acto ingenuo que recupera para nosotros, por un tiempo, una libertad tan radical como honesta. Quizás seamos llamados a ser intérpretes de un gesto, si es que esta conversación que nos propone requiere de traductor más allá del propio sentir, emocional y directo.

Su espontaneidad no normativa resuena imbuida de ecos de primitivismo, de búsqueda del yo profundo, en un eje que enlaza el pasado de primeras vanguardias con la aplicación plástica del descubrir del inconsciente, para recalar en lo que Jean Dubuffet definió como "arte verdadero": aquel no vinculado al concepto de belleza, a la razón o a la perfección, sino al ingenio y a la-vida-sin-disfraces, aquel que sólo es accesible como tal, apartado de las ideas, de los intelectuales y de la tradición clásica occidental. Comparte también ese gran ideal romántico de la obra de arte como nacida de la necesidad de expresión interior del artista, de una voz de procedencia imprecisa que requiere para su comunicación de una total y radical honestidad.

En tanto que juego, actividad inherente al desarrollo humano, queda recordar la distinción que hiciera Donald Winnicott entre uno reglado (game) y otro libre y espontáneo (play), considerando que como jugamos, somos. Seamos partícipes de este espacio de intercambio libre que nos plantea Laura López en el que se superponen dos áreas de juego: de un lado la obra, resultado de su actividad rápida e intuitiva sobre la superficie, del otro nuestra emoción, ante la que se confronta.

GUILLERMINA CAICOYA GALERIA

Asturias, 12.

Oviedo