ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Guillermina Caicoya. Un proyecto comisarial de Alfredo Aracil, "Protocolos", en Guillermina Caicoya Galería.

b370755bb57d063a93bd6107357beeb9

Del 22 de Mayo de 2015, al 30 de Junio de 2015.

Galería Guillermina Caicoya: Calle Principado 11. 33007 Oviedo. Asturias.

La galería Guillermina Caicoya tiene el placer de presentar una serie de proyectos comisariados que se inicia con PROTOCOLO(S) y que consta de varias fases.

1ª Fase: 22 de mayo de 2015 al 30 de junio. Artista invitado: Misha Bies Golas. "Poner recto un mondrian y otras piezas de catálogo".

Es un programa de intervenciones artísticas para el nuevo espacio de proyectos de Guillermina Caicoya. Comisariado por Alfredo Aracil, se trata de presentar el trabajo de distintos artistas del contexto estatal unidos a través de un concepto del mundo de las telecomunicaciones, que se utiliza para hablar de una serie de convenciones, disposiciones o reglas aplicadas a la hora de intercambiar información entre varios sistemas. Además de garantizar el éxito en el envío de un mensaje desde un lugar a otro, los protocolos definen cómo se estructura u organiza la información, es decir, su misma forma.

Si bien las galerías de arte han sido realmente importantes a la hora de dar a conocer el arte contemporáneo, la emergencia de un tipo de propuesta artística más cercana a la investigación científica (en tanto que constituye una observación sistemática y experimental al mundo) que a la producción de objetos com pinturas o esculturas. Además de garantizar el éxito en el envío de un mensaje desde un lugar a otro, los protocolos definen cómo se estructura u organiza la información, es decir, su misma forma.
Si bien las galerías de arte han sido realmente importantes a la hora de dar a conocer el arte contemporáneo, la emergencia de un tipo de propuesta artística más cercana a la investigación científica (en tanto que constituye una observación sistemática y experimental al mundo) que a la producción de objetos com pinturas o esculturas, de garantizar el éxito en el envío de un mensaje desde un lugar a otro, los protocolos definen cómo se estructura u organiza la misma información, es decir, su forma.
Si bien las galerías de arte han sido realmente importantes durante la modernidad a la hora de dar a conocer el arte contemporáneo, la emergencia de un tipo de propuesta artística más cercana a la investigación científica (en tanto que constituye una observación sistemática y experimental al mundo) que a la producción de objetos de las bellas artes como una pintura o una escultura, se escapa un tanto de las formas de concebir y presentar un tipo que obra que con frecuencia ha adquirido la forma de lo que en arquitectura o diseño se conoce como proyecto, donde prima un tipo de trabajo contextual y de carácter cooperativo, posible gracias a la negociación y el diálogo entre varios actores.

Protocolo(S) pretende mostrar una serie de proyectos para un espacio concreto. Siguiendo con el lenguaje de las telecomunicaciones, se trata, en ese sentido, de articular distintas propuestas que, desde lo específico de cada una de ellas, se estructuren en un solo paquete de transferencia. Sucesivamente, así, se irán mostrando proyectos expositivos encapsulados pero relacionados entre sí a través de una idea: el estudio de las formas de producción y exposición que hacen del arte contemporáneo un fenómeno extraño, al margen de la realidad, pero al mismo tiempo una experiencia cotidiana, que todo el mundo puede sentir como cercana.
¿Cómo se disponen las obras en el espacio? ¿Qué esquema siguen para hacer de su experiencia algo comunicable? ¿Qué papel tiene el artista en el montaje? ¿El comisario? ¿Cómo es la respuesta del espectador? Protocolo(S) trata de comprender estas cuestiones como si de una sola pregunta se tratase. Estudiando el fenómeno de una manera holísitca, la idea es estudiar también el proceso como quien estudia la transformación de una palabra que, de tanto de usarla, cambia y cambia de significado. Del arte como mediación al arte de la mediación.

ALFREDO ARACIL, (A Coruña, 1984)

Licenciado en Ciencias de la Información. Máster en Comunicación y Arte y Máster oficial del Programa de Cultura Visual e Historia del Arte Contemporáneo de la Universidad Autónoma de Madrid y el MNCARS, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.
Ha sido comisario de ciclos audiovisuales como Leer las imágenes, leer el tiempo, para el MNCARS, y de cinco capítulos de la serie de exposiciones Universo vídeo, en LABoral Centro de Arte y Crea- ción Industrial, centrados en los fondos de Le Fresnoy, la Colección Lemaitre y el Archivo de Artistas Asturianos. Es actualmente Responsable de Proyectos en LABoral, dónde ha comisariado también la muestra Usos y formas o Acción poética, una pequeña muestra sobre la figura de Nel Amaro. Coordina la sección FICXLAB de vídeo y cine expe- rimental diseñada desde LABoral en el marco del Festival Internacional de Cine de Gijón, así como del programa de intercambio artístico Traslaciones co-producción de LABoral y la Fundación Municipal de Cultura de Gijón.
Ha trabajado, también, en sucesivas ocasiones con la galería Espacio Líquido de Gijón, dónde ha comisariado una exposición individual de Irene de Andrés, El primer viaje, y otra con Fran Meana y Milena Bonilla, Las partículas extrañas. Ha comisariado la exposición Hiperobjetos para el Festival Villamanuela, celebrada en el Colegio de Arquitec- tos de Madrid, con artistas como Ángel Bados o Miren Doiz, y que este año también llevará a cabo junto con la comisaria Cristina Anglada.
En marzo de 2015 particia en a 3bandas con la exposición Reunión de hechos: tres apuntes para una nueva figuración, celebrada en la galería madrileña Slowtrack, que contó con los artistas Nicholas Woods, Silvia Cuenca Sanz y Teresa Solar. Prepara para julio de 2015 la exposición Tener que sentir, una selección de los fondos de la Colección Los Bragales de Jaime Sordo, que se instalará en el Antiguo Instituto de Gijón.
Ha sido, además, profesor invitado en los cursos de comisariado del Instituto Superior de Arte y redactor en varias revistas especializadas en artes audiovisuales, cine, diseño y arquitectura como Experimenta, Lumière o Tendencias.