ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Inauguración de la exposición La Hija Pródiga, de Ana Corbelló

Ana Corberó

Ana Corberó

Exposición La Hija Pródiga 26 de Marzo de 2009 20.00h

Galería Alejandro Sales, Julián Romea, 16 08006 Barcelona. Tel. 93 415 2054

galeria@alejandrosales.com

Nota de prensa:

PRODIGO: pródigo, ga. (según la Real Academia de la Lengua Española)

(Del lat. prod?gus). 1. adj. Dicho de una persona: Que desperdicia y consume su hacienda en gastos inútiles, sin medida ni razón. 2. adj. Que desprecia generosamente la vida u otra cosa estimable. 3. adj. Muy dadivoso. 4. adj. Que tiene o produce gran cantidad de algo. La naturaleza es más pródiga y fecunda que la imaginación

humana.

Hijo pródigo, ga. 1. m. y f. hijo que regresa al hogar paterno, después de haberlo abandonado durante un tiempo, tratando de

independizarse.

Cuando se gestó esta idea tan sui-generis de exposición, se pensó en llamarla ‘El Salón de La Corberó’ por ser tan descriptivo de la experiencia que estábamos ideando: un espacio informal, variado, ameno, asequible, excitante, elegante, con espacios contemplativos pero con sugestión e intimo debate. Como un salón del XVIII –aunque se pareciera mas al de la tardía Mme. Verdurin que al de cualquier otra Madame de ámbitos mas serios. Y, aunque ese titulo todavía sigue siendo valido, el escogido, La Hija Prodiga, nos conecta con unas realidades mas amplias y profundas.

‘La Hija Prodiga’ es pues, el titulo de esta exposición de Ana Corbero’. Desde luego, la artista a regresado al ‘hogar paterno‘ -su madre es inglesa- después de haber vivido y trabajado durante años en lugares tan dispares como Nueva York, Londres, Dallas o Beirut. Por lo que demostrablemente, habrá desperdiciado y consumido su hacienda en gastos inútiles, sin medida ni razón pero uno no puede decir que no haya logrado independizarse…

‘La Hija Prodiga’ cuenta con trabajo sobre papel -pincel, pluma, tinta, guache, collage- acrílicos, oleos, escultura monumental y de bolsillo, diseño, luces, mobiliario, alfombras, una joya para ir perfumado/a, video, instalación, poemas, postales. En fin,

prodiga, desde luego, lo es.

En contrapartida, no es en absoluto prodiga, y eso tajantemente, en el sentido de ‘Que desprecia generosamente la vida u otra cosa estimable’ -quizás por esa tensión tan anímica a su trabajo, donde la verdad baila en la cuerda floja de la paradoja- esa prodigalidad deshonesta se ve profundamente cuestionada, atacada y refutada. De hecho en este mundo privado de la galería de Alejandro Sales, donde tertulian objetos tan diferentes, todo palpita al ritmo de valorar lo estimable, por pequeño o simple que parezca. Aquí no hay desprecio, sino maravillamiento con el mundo y sus materiales.

Por lo demás, cabe resaltar, eso si, que ‘La Hija Prodiga’ dadivosa es: hay humor, habilidad, inteligencia, fuerza, pornografía, arquetipos, crueldad, imaginación, videos y hasta música. Muchos de los objetos tienen además precios muy razonables, además de utilidades bien practicas y utilitarias. Bien lo dice el diccionario: tiene o produce gran cantidad de algo. La naturaleza es más pródiga y fecunda que la imaginación humana.

www.anacorbero.com