ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Javier Riera y Evru participan en la exposición colectiva: El artista en su laberinto.

Inauguración: sábado 19 de noviembre 2011 a las 13.00 horas

Haste el 6 enero de 2012

Artistas:

Javier Aranguren, Luis Asín, Dis Berlin, Cristina Carroquino, Evru, Gavilanes & León, Pilar Insertis, Laura Lio, Rui Macedo, Pablo Milicua, Amadeo Olmos, Óscar Sánchez Lozano, Javier Riera, Valle Rivilla, Isabel Rubio, Antonio Rojas, Carlos Sanz Aldea, Javier Serna, Yolanda Tabanera.

Los primeros laberintos se labraron en la roca hace más de tres mil años. Son asombrosamente parecidos a los de las catedrales de hace quinientos. Más que un símbolo de validez universal, el laberinto parece la intuición de una forma esencial de la materia. Con un sentido u otro, los artistas de hoy, también, siguen trazando laberintos.

Hemos reunido en esta ocasión a 19 artistas que abordan el laberinto con lenguajes y perspectivas distintas: pintura, fotografía, escultura, dibujo, collage. El conjunto es también una historia del laberinto: los de un solo camino y los de dos, los geométricos y los orgánicos, los que son una metáfora de la ciudad y los que lo son de nuestra propia vida.

El laberinto de las conexiones cerebrales de Evru pertenece al linaje de los laberintos naturales, como la hoja de Laura Lio (que contrapone rápidamente al laberinto urbano). Natural, pero como visto con microscopio electrónico, es el laberinto de Javier Riera. Natural de la especie geológica, el laberinto de Rui Macedo. De la especie cristalina, el de Pilar Insertis. Y aquí se doble una esquina,

y aparece el laberinto de espejos de Antonio Rojas, el laberinto fantasmal de Amadeo Olmos, el profundísimo de Yolanda Tabanera. A ras de suelo están, finalmente, el laberinto como de andamios de Valle Rivilla y el laberinto romano de Pablo Milicua. Al ras del ras, los laberintos de telaraña y polen de Isabel Rubio. Y a ras de cielo, como un vasto firmamento ajedrezado, el gran laberinto de Javier Aranguren.

Sólo Dis Berlin y Javier Serna entran en el laberinto, el primero impávido y el segundo despavorido. El más abstracto, como un pensamiento disecado, es el de Gavilanes&León. Cristina Carroquino muestra en cambio el laberinto de la sangre….Aún quedan los insólitos laberintos de Luis Asín, Óscar Sánchez y

Carlos Sanz, pero no siempre las palabras bastan para describir una imagen.

Comisario: José María Parreño

www.galeriartesonado.es