ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Juan González de Riancho. Daniel R. Martin, "Vidas paralelas" en Galeria Siboney.

DRM0113

Hasta el 28 de febrero de 2015.

GALERIA SIBONEY

Santa Lucía, 49. Santander.

VIDAS PARALELAS, es una nueva exposición individual de Daniel R. Martín (Santander, 1966), artista que ingresa en la galería hace veinte años, de la mano de Fernando Zamanillo, que le presentó en la que sería su primera colaboración, en el marco de un singular proyecto junto a Leire Ormaeche y Jorge Fernández Bolado (“Entretalleres”, 1995), una muestra a la que le seguirían, “Celdas y Laberintos” en 2000, y “Esencia de vida” en 2006. Artista vinculado desde entonces al proyecto Siboney, su trabajo ha discurrido por museos, galerías y ferias. En estos veinte años ha sembrado los territorios diversos, áridos o propicios a la innovación, de un lenguaje personal y poético, propio de un certero francotirador que parapetado en un estudio, permanece fiel al utillaje inherente a la escultura en hierro, y con el que planteó en sus inicios, formulaciones heredadas de sus maestros (Susana Solano, Sergi Aguilar o Jaume Plensa, que sin duda constituyeron una referencia clave en sus trabajos de los noventa) que contrasta sobre manera con la delicadeza que emana de la poética de su particular obra. En la presente cita, en las paredes, y junto a esculturas de suelo, esculturas en peanas y esculturas en baldas, se presentan una serie de piezas, pinturas sobre madera, que adquieren una dimensión escultórica, al encontrarse encerradas bajo una serie de capas de resina, con las que el autor juega con la transparencia y cualidad traslúcida del poliéster. La representación tiene tanta importancia como la materia viva que solidifica la obra.

Su taller, su espacio vital en Soto de la Marina, es como señalaría certeramente Guillermo Balbona en un escrito con motivo de su participación en la muestra organizada por el Museo de Bellas Artes de Santander, El Puente de la Visión en 2011, “un apéndice natural de su labor cotidiana”. Un lugar en el que el caos ampara la búsqueda formal y acompaña sus creaciones. Más adelante, señala en el mismo texto, “En ese terreno industrial donde se funden herramientas, materiales e ideas, despeja dudas y miedos .… La naturaleza, lo primigenio y primitivo son sus territorios naturales. Desde la fragilidad, levedad y diversidad de materiales, del poliéster al hierro patinado y la resina, ha construido su mundo delicado. La misma paciente mirada que desprende su obra asoma tras este antiguo taller metalúrgico. Su búsqueda iniciática permanente, siempre traza un cruce de caminos entre el ciclo de la vida y el proceso creativo. La metáfora industrial y artesanal en primer término. La naturaleza al fondo”.