ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Manu Muniategiandikoetxea revisa a Rodchenko en el Museo Oteiza

Presenta la intervención “Rod nº 9” dentro del programa Interpretaciones.

La revisión de la obra Alexander Rodchenko forma parte del imaginario estético de Manu Muniategiandikoetxea. Este artista presenta ahora en el Museo Oteiza la propuesta titulada Rod nº9, en la que combina la escultura, dibujos y un video, que se expone en el Museo de Alzuza entre el 10 de febrero y el 29 de mayo de 2011, dentro del Programa Interpretaciones, y que cuenta con la colaboración de la Mancomunidad Comarca de Pamplona.

En esta ocasión, la propuesta que se expone en el Museo Oteiza se compone de seis dibujos (acrílico y lápices de colores sobre cartulina, 65 x 50 cm.), de la pieza Maqueta Rod nº9 (ocumen y alambre, 45 x 45 x45 cm) y del vídeo Espazioa neurtzen, que refleja la instalación de una variante de esta escultura, realizada en mayor formato para el Centro de Arte La Conservera, de Murcia. Una propuesta que ha quedado reflejada en la publicación homónima editada por el Museo Oteiza.

Este último proyecto de Muniategiandikoetxea guarda una estrecha correspondencia con trabajos anteriores realizados por el artista vasco, que se apropia de referencias de otros autores, como el propio Rodchenhko, Popova, Tatlin o Kippenberger.

Manu Muniategiandikoetxea (Bergara, 1966), es un autor con una extensa trayectoria artística. Entre sus proyectos más recientes, destacan su exposición Night Flight, en La Conservera Centro de Arte; Etxe gorrian, en la Galería Espacio Mínimo de Madrid; Ozu’s forest, en la Galería Espacio Mínimo de Beijing, Behar gorria primavera azul, en el Koldo Mitxelena de San Sebastián, Ni ez naiz hemengoa, en la sala Rekalde de Bilbao o Baga biga higa, en el CAB de Burgos. Su obras están presentes en colecciones como las del CAM de Valencia, Patio Herreriano de Valladolid, Artium de Vitoria, Unión Fenosa, Fundación Coca Cola, Kutxa, Caja Madrid, L’Oreal, Altadis, Caja Burgos, Banco de España, Junta de Extremadura, Museo de Bellas Artes de Alava, Comunidad Autónoma de Murcia y la de los ayuntamientos de Pamplona y Vitoria.

Rod nº 9

Desde el primer momento en el que se planteó la posibilidad de par ticipar en el programa Interpretaciones del Museo Oteiza, tuve claro que debía vincularlo a mi revisión de la pieza Construcción espacial nº 9 (1920-21), de Alexander Rodchenko. Por varias razones; por su relación evidente con la obra de Jorge

Oteiza, por su per tenencia al constructivismo, por su carácter procesual y por contener, en

definitiva, elementos del lenguaje artístico de las vanguardias que activan la obra, especialmente en este lugar de confrontación con la obra de Oteiza.

Este proyecto está compuesto por numerosas variaciones de la obra de Rodchenko, a través de interpretaciones muy libres, como la reconstrucción de la pieza original, los dibujos previos y posteriores y otros trabajos preparatorios para la realización de la escultura, así como las referencias a la intervención que, sobre este mismo proyecto, realicé hace unos meses en el Centro de Arte La Conservera, de Murcia. Se trata, por tanto, de un trabajo en continua progresión que ha abierto, a su vez, futuros desarrollos

constructivos cercanos a la obra de Gordon Matta-Clark.

Entiendo estas obras como una grieta por la que me puedo deslizar hacia dentro del trabajo de estos autores. En este camino, las obras que elijo o me eligen a mí, forman parte de mi deseo; de tal manera

que mi yo está conformado por un puzle formado de piezas, artistas y momentos de la historia, que construyen un corpus propio y determinan mi forma de pensar desde el arte.

En ese sentido, siento que mis predecesores recorrieron un camino artístico-cultural, que yo debo completar simbólicamente.

Esta idea me permite apropiarme de obras y discursos de parte de las vanguardias, para usarlas

e interiorizarlas como elementos de un discurso que me traslada a otro estadio de la creación, determinando así la estrategia para avanzar.

Tomar la obra de otro artista como punto de partida de mi trabajo posterior, como apropiación, encierra una cierta manera de transferencia, no sólo conceptual, sino también física. Trabajar sobre una obra ya creada me permite convertirme en ella, en su autor, que pasa a formar parte de mí.

Todavía me faltan trozos para completar ese cuerpo.

O puede que nunca termine.

Manu Muniategiandikoetxea, enero 2011.

Museo Oteiza

de la Cuesta, 7 31486 ALZUZA (Navarra)

Tel.: +34 948 33 20 74

Fax.: +34 948 33 20 66

info@museooteiza.org