ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Ramón Sicart. EL TEOREMA DE MASLOW Nº2.0 #La necesidad satisfecha no genera comportamiento alguno.

RO CAMINAL. Identité voi(e)lée. Fotografia digital. Vinil fotogràfic sobre metacrilat. 180x130 cm

16/01/16 – 12/03/16

Inauguración, sábado, 16 de Enero de 2016, a la 7 de la tarde.

GALERIA SICART.

Carrer de la Font, 44. 08720 VILAFRANCA DEL PENEDÈS (Barcelona)

La GALERIA SICART presenta la exposición -EL TEOREMA DE MASLOW Nº2.0 #La necesidad satisfecha no genera comportamiento alguno.-, comisariada por MASLOW INDUSTRIES.En ella, los artistas Levi Orta, Fermín Díez de Ulzurrun, MawatreS, Peio Izcue Basail, Nora Aurrekoetxea & Laura Ruiz, Igor Rezola y Ro Caminal, con el texto curatorial de Peio Izcue, revisan el segundo estadio de la pirámide de necesidades humanas de Abraham Maslow.

La piràmide de Maslow

a pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943. Obtuvo una importante notoriedad, no sólo en el campo de la psicología sino en el ámbito empresarial del marketing o la publicidad. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

En esta exposición los artistas plantean un “paisaje conceptual” en proceso de revisión constante que los posiciona a nivel activo dentro de sus propios ámbitos de actuación y para el que todos, de manera sintomática, asimilan la posibilidad transformadora del arte desde un posicionamiento emancipatorio.

Para esta exposición los artistas han creado el Nº2 de la serie de Fanzines EL TEOREMA DE MASLOW, una publicación que completa además que complementa la exposición y que pretende crear un contexto conceptual en el que los artistas desarrollen un dialogo a un nivel superior de lo que un comisariado “clásico” suele ofrecer.

----------------------------

Decía el psicólogo Abraham Maslow la necesidad satisfecha no genera comportamiento alguno, que sólo las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento de las personas para cambiar su realidad.

Muchas veces esta máxima es cierta y ocurre que hasta que las necesidades básicas no son amenazadas, la población no responde a los abusos del poder. Pero otras muchas veces la realidad se afana en contradecir este principio. Así ocurre por ejemplo en las factorías de Malasia donde se fabrican nuestros teléfonos móviles y donde los trabajadores sufren desmayos y ataques de histeria masivos. Algunos antropólogos achacan esto a una suerte de magia primitiva en la que se refugian los empleados de manera inconsciente para tratar de escapar de la alienación impuesta, conectando en cierta manera, el primer y el último de los estadios de la pirámide de Maslow. Algunos sindicalistas por el contrario los interpretan, lejos de lo mágico, como ataques de pánico ante la situación de semiesclavitud a la que están sometidos los trabajadores. Sea como fuere, las necesidades fisiológicas satisfechas de esos trabajadores generan comportamientos que su vez alteran las propias condiciones fisiológicas básicas, recordándonos que esa escala ordenada de Maslow, con su afán ilustrado de ordenar todo en categorías lógicas y sucesivas es muchas veces una ilusión tan mágica como las de los pueblos primitivos.

En todo caso, lo que sí parece claro es que la alienación es condición necesaria para la enfermedad mental, pero que ella no basta, que además es necesario otro ingrediente que es la falta de conciencia de la propia alienación ([1]). Es aquí donde tal vez el arte deba ejercer su papel, y donde trata de ahondar el trabajo de Maslow Industries. En proponer una relectura de los dogmas establecidos por el poder, y de formular interpretaciones alternativas a ella. En esta exposición los artistas reinterpretan el mandato occidental de la condena de la pereza, la felicidad del mundo del espectáculo, las diferentes caras de la violencia, banalidad del mal y la propia lectura del conflicto vasco.

Ante la continua propaganda del capitalismo, Maslow Industries propone estas micro acciones de crítica y reinterpretación de algunos de los relatos que conforman nuestra cultura. De forma modesta y a pequeña escala, ya que de todos es sabido el peligro que conllevan los grandes relatos.

(1) Michel Foucault, “Enfermedad mental y personalidad”