ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Raquel Ponce, Maíllo "Raw Approach", en Centro de Arte de Alcobendas.

Maillo_cabecera



Del 17 de Abril a las 19:30, hasta el 24 de Mayo de 2015.

En Centro de Arte de Alcobendas.

Esta exposición está realizada en colaboración con la galería: PONCE + ROBLE.

“Aquí estamos construyendo algo …

y todas las piezas tienen importancia”

Lester Freamon

“Nadie hasta ahora ha determinado

lo que puede un cuerpo”

Spinoza

La exposición Raw Approach del artista español Maíllo (Madrid 1985), comisariada por Tiago de Abreu Pinto, está articulada alrededor de una instalación a modo de evidence board (formado por pinturas, dibujos, esquemas, pruebas de color, notas, lienzos, apuntes, entre otros) que explora las diversas posibilidades de engendrar investigaciones ontológicas y existenciales en relación al cuerpo y a sus procesos mentales.

La investigación, que se ramifica en una anatomía de ruidos diversos, es un aspecto esencial en la poética de Maíllo. Las imágenes en sus pinturas funcionan como pensamientos que se articulan en relación al mundo que nos rodea, lo que los alemanes llaman Unwelt, con el fin de trazar su mapa ‘hodológico’ – constituido de movimientos de vías dirigidas psicológicamente, las dinámicas de las relaciones y el comportamiento personal ante las barreras del entorno-. El artista, a través de la pintura, reflexiona sobre sí mismo y sobre el mundo haciendo patentes fuerzas invisibles. Él entiende la pintura como motor de pensamiento. Pensamientos, en forma de pinturas, que se convierten en diagramas y mapas conceptuales sobre cuestiones políticas, sociales y culturales.

El título de la exposición, traducido como acercamiento encrudo, hace referencia a la multiplicidad de significados que reside en la palabraraw – crudo, en carne viva, bruto, puro, franco – y sus distintas interpretaciones al asociarla a la postura que tiene el artista al enfrentarse a la vida. Además, su sonoridad, como los demás títulos utilizados por el artista en pasadas exposiciones y obras, se acerca al ámbito de la música, como el jazz y el hip-hop. Su título es también una de las claves para entender la pieza central de la exposición. Un análisis cercano podría poner en evidencia en el cuerpo-biológico, en el cuerpo-cosa, del mapa conceptual Evidence Board (2015) una estructura rizomática llena de territorios parcialmente volubles. Este es el espacio donde escuchamos al artista. Vemos agrupados los distintos puntos de referencia que él utiliza para desarrollar sus obras. Los distintos cuerpos imagéticos y textuales forman parte de una multitud concreta donde todos los elementos afectan por consiguiente a los otros y continuamente son afectados por ellos mismos en un delirio, una locución sin respuesta. Esas masas de conceptos e ideas se definen por su potencia de afectar y/o ser afectados.

En las paredes podemos ver pinturas finalizadas de pequeño y medio formato que presentan puños –símbolo principalmente utilizado por activistas y grupos como los movimientos feministas, el Partido Pantera Negra, Occupy Wall Street, el movimiento Nothern Soul, entre muchos otros– que hacen referencia a la unidad, a la fuerza y a la resistencia. Los puños forman parte de una serie de dibujos anatómicos que Maíllo realiza sin disponer de una referencia visual. Su desarrollo ocurre cuando el artista a través del aprieto de su mano se centra en la sensación de este estímulo. Por eso se le rebasa por todas las partes de la obra una carga emotiva traducida por el apretón de la carne de su mano, el balanceo de su ritmo respiratorio, el aumento de su tono muscular, su tensión y ritmo arterial, su energía desprendida al realizar este movimiento mecánico duradero y el incremento de los intercambios bioquímicos mezclados con una multitud de acontecimientos psíquicos. Estas obras son trasunto de los esquemas conceptuales –como el plasmado en el evidenceboard– y funcionan también como bosquejos de sensaciones y emociones – que van desde un dolor emocional o físico hasta una tristeza pasiva o un miedo activo. Estos dolores y emociones vuelven a cada instante al objeto emocionante y se alimentan de él en una síntesis eterna. No obstante las obras de Maíllo rompen esta unión poniendo sujeto emocionado y objeto en un estado abierto al espectador. Juntas, estas pinturas forman el complejo y cacofónico tejido psicogeográfico del artista en su búsqueda incansable de cartografiar al sujeto que se pierde y transfigura entre las fricciones urbanas del día a día. Tiago de Abreu Pinto.

Maíllo (Madrid 1985) Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. El artista, acaba de terminar una residencia en la Galería Addaya de Alaró (Mallorca) donde inauguró “Maíllo en Mallorca” comisariada por Virginia Torrente, su cuarta exposición individual tras “Detroit”, proyecto en dos partes que presentó en su galería madre, Ponce+Robles y en Arco´14.

Es su breve pero intenso recorrido, con mas exposiciones individuales como “Mighty Buckaroo” en la Galería Javier Silva y “Slight Flow” en la Galería José Robles, Maíllo da cuenta de lo que está pasando ahí fuera a través de la pintura y sus posibilidades, entendida esta como medio multiforme y motor de pensamiento. En el Centro de Arte Alcobendas inaugurará su primera exposición en una institución de estas característica

Ha expuesto en eventos colectivos como el Festival Mulafest, Open Studios, en el Festival Cultura Inquieta, en el Colegio de España en Paris y en la Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid, siendo seleccionado en la XXIII edición de Circuitos.

Forma parte de la plataforma InTransit y del archivo de creadores de Matadero.

Su obra se encuentra en diferentes colecciones privadas y públicas de España, Francia, Colombia, Méjico, Suiza y Alemania.