ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Raquel Ponce. Photo España 2015, Irene Grau, "Lo que importa estaba en la línea no en el extremo.", en Galería Ponce+ Robles

unnamed (6)

Inauguración: 28 de Mayo a las 20:00 horas. Hasta el 18 de Junio de 2015.

Lugar: Galería Ponce+ Robles, C/Alameda, 5, Madrid.

28-05 / 13-06-2015 Rojo,
16-06 / 27-06-2015 Rojo, amarillo
30-06 / 17-07-2015 Rojo, amarillo y verde.

PONCE+ROBLES, Madrid, PhotoEspaña 2015.

Irene Grau (Valencia, 1986) nos propone en esta, su primera individual en Ponce+Robles, un proyecto que parte de la señalética de senderos según la tipología de las rutas, las cuales se clasifican en rojo/amarillo/verde en función de la distancia. La exposición transforma el espacio de la galería en un territorio sobre el que se suceden y yuxtaponen tres recorridos geográficos y temporales, cada cual asociado a un color: rojo (28-05/13-06), amarillo (16-06/27-06) y verde (30-06/17-06). La obra se construye a partir de elementos que son comunes a todas las etapas cromáticas: pintura mural, pintura sobre piezas de 10x15 cm. sobre madera-metal-piedra, y fotografías realizadas con el motivo de la señalética en el contexto del paisaje. Con todo ello se irá componiendo una estructura de disposición espacial a la manera de una variación: tres etapas cromáticas que van yuxtaponiéndose y expandiéndose en el espacio según las experiencias del que aprende a observar un orden en el caos de un paisaje.Irene Grau.

Sobre las rutas GR-PR-SL.

Se trata de senderos homologados que se rigen por una normativa internacional que los clasifica, a nivel europeo, en tres tipologías en función de la distancia y están asociados a un color: GR (Gran recorrido) -rojo-, PR (Pequeño recorrido) -amarillo-, y SL (Sendero local) -verde-.

Muchas de ellas recuperan antiguas vías de comunicación y actualmente se han puesto de nuevo en valor, en una especie de reivindicación del placer de caminar más allá de la necesidad de alcanzar un destino concreto.

Se desarrollan fundamentalmente por caminos y senderos inmersos en el entorno natural y están señalizadas a partir de un tipo de marca que se caracteriza por su división horizontal en dos franjas de color, blanco en la parte superior y rojo, amarillo o verde en la inferior, según corresponda. Se trata de un tipo de intervención pictórica no artística que se desarrolla en el paisaje dentro de un código de comunicación establecido, su función consiste en señalizar el camino y servir así de guía. Estas marcas se distribuyen en intervalos más o menos regulares a lo largo de todo el recorrido, permitiendo seguir el camino pasando de una marca a la siguiente. Tienen una medida estándar de unos 10x15cm.(5x15cm. cada franja) y se sitúan siempre en lugares visibles estampadas sobre planchas de hierro o directamente pintadas por los propios excursionistas sobre aquellos soportes que se encuentran ya en el camino: muros, piedras y troncos.

Punto de inicio.

Este proyecto parte de una imagen que representa la señalización de un tramo en el que tres tipos de senderos diferentes coinciden. Dicha imagen no aparece físicamente en la sala hasta la última y tercera fase. Esta idea de coincidencia marca la dinámica de la exposición y su articulación en tres partes-recorrido.

Cada una de las partes está asociada a un recorrido que se desarrolla fuera de la galería, en el entorno natural. Los recorridos son independientes geográficamente y su coincidencia existe únicamente a nivel espacial en la sala de la galería.

La coincidencia y cómo ésta se representa gráficamente a través de la suma o acumulación de colores sirve de premisa inicial. La primera parte, rojo, es la única monocromática. A partir de la segunda, asociada al color amarillo, los anteriores elementos desaparecen, sólo en parte, dejando rastros y mezclándose con los nuevos. La tercera, verde, dejará entrever todo aquello que ha ido sucediendo en el espacio. El proyecto es algo así como un proceso expositivo del que, a priori, sólo es posible determinar la fase inicial.