ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Ruth Gómez participa en la exposición: El Puente de la Visión 2010

El Puente de la Visión 2010, proyecto de arte contemporáneo internacional, coproducido por el Museo de Bellas Artes de Santander y la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, bajo la dirección del primero y comisariado por Salvador Carretero Rebés y Belén Poole Quintana. Las seis exposiciones se muestran en los dos espacios expositivos de ambas instituciones, sitos entre Santander (Museo de Bellas Artes de Santander) y Santillana del Mar (Casas del Águila y La Parra) y cuenta con el concurso de seis artistas: Alexandra Aguiar (Funchal, Portugal, 1977), Ruth Gómez (Valladolid, España, 1976), Fernando Gutiérrez (Oviedo, España, 1973), Raúl Hevia (Oviedo, España, 1965), Moisés Mahiques (Quatretonda, Valencia/España, 1976), Tilo Schulz (Leipzig, Alemania, 1972). El proyecto podrá ser visitado desde el 30 de septiembre (Santillana), y desde el 1 de octubre (Museo) hasta el 10 de diciembre de 2010. Como elemento de referencia que une a todas, este año se ha elegido la sutilidad y esencia del dibujo, con obra artística de muy diverso concepto (pintura, dibujo, escultura, instalaciones, intervenciones espaciales, fotografía, vídeo).

Calendario de exposiciones y sedes:

Museo de Bellas Artes de Santander (c/Rubio 6. Santander): Moisés Mahiques, Ruth Gómez y Tilo Schulz (del 2 de Octubre al 10 de diciembre de 2010). Horario: de martes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 17:30 a 21:00; domingos y festivos de 11:00 a 13:30.

Casas del Águila y La Parra en Santillana del Mar (Plaza Mayor s/n): Fernando Gutiérrez, Alexandra Aguiar y Raúl Hevia (del 1 de octubre al 10 de diciembre de 2010). Horario: de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00; sábados, domingos y festivos: de 11:00 a 14:00 y de 16: a 19:00 h.

En las Casas del Águila y La Parra de Santillana del Mar, magnífico ámbito de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, exponen su obra Fernando Gutiérrez, Alexandra Aguiar y Raúl Hevia. El asturiano Fernando Gutiérrez lleva a cabo una excelente intervención, todo un mural de dibujo –que se dispersa entre distintos ámbitos con continuidad-, desarrollado directamente en la pared, tras varios días de trabajo in situ, donde todo se mueve de forma lúdica y controlada, una fantástica composición de imágenes y figuras de esencia arqueologista, mundo imaginario de criaturas bosquianas, viaje irreal y mágico, versátil y dinámico. Raúl Hevia nos presenta un trabajo –Nunca volverás a casa- que funciona como instalación, la única que se aleja del dibujo y la línea, pero proyecto de total sutilidad que engarza al resto, con total unidad de intención, siempre desde la atalaya del ensayo sobre lo cotidiano, la memoria, la infancia, el viaje, su inteligente y lineal sutilidad emocional narrativa. La portuguesa Alexandra Aguiar, que vive y trabaja en Nueva York, propone con una serie de dibujos seleccionados, un ideario de sustrato escultórico de enorme lirismo y delicadeza, orgánicos y, especialmente, antropomórficos, intuitivos y directos.

En el Museo de Bellas Artes de Santander se expone el trabajo de Moisés Mahiques, Ruth Gómez y Tilo Schulz. Del valenciano Moisés Mahiques se ha seleccionado un gran repertorio de sus dibujos de líneas puras, limpieza ocasionalmente rota al superponerse a campos cromáticos planos y claros que otorgan a sus trabajos de cierta tridimensionalidad, con series de un gran dinamismo y actualidad. De Ruth Gómez se ha construido y presentado diferentes obras –vinilos, dibujos, videocreaciones-, su particular mundo fresco, actual, directo, dinámico y divertido, profundo y reflexivo, de distintas series, con una continuidad emanada de su propia experiencia. Por fin, del alemán Tilo Schulz, se han trabajado dos intervenciones, desarrolladas también para El Puente de la Visión: una intervención directa a las paredes, tras varios días de trabajo en el propio Museo; y una instalación bella y silente, más de setenta dibujos en la sala del fondo, con su magnífica serie Looking of the mountains of desire… También en el Museo, se ha trabajado que los artistas ubicados en Santillana, estuvieran también presentes, con algunas piezas y pequeñas intervenciones.

Estracto del texto del catálogo EL PUENTE DE LA VISIÓN 2010 sobre Ruth Gómez: Toda historia es posible, ahora

Escrito por Tania Pardo

“La realidad nunca es certera, podríamos definirla como arbitraria y, paradójicamente, subjetiva. Precisamente son la realidad y el tiempo dos de los conceptos fundamentales sobre los que versa la obra de Ruth Gómez. Desde sus primeros trabajos –Te sobrealimentas (2003), El artista de la vida moderna (2004) y El asesino de su persona (2003)- la preocupación por temas como la enajenación del individuo en la sociedad contemporánea y el hastío de lo rutinario eran presentados en vídeos de formato loop donde la técnica trascendía al mensaje. Sin principio, sin final. Una metáfora de la rutina cíclica de nuestros días. Pero con el paso del tiempo, sin dejar de utilizar los rasgos característicos de su obra, la artista es plenamente consciente de su uso metafórico. Si estas obras primigenias se presentaban sin respuesta, como estados anímicos a los que estaba condenado el individuo, ahora parece que éstos tienen una vía de escape a través de la ilusión y la fantasía, planteados como lugares posibles (…)/. El trabajo de Ruth Gómez no es autobiográfico, sino una extensión de su propia experiencia que no deja de ser la nuestra. Su mundo está poblado por los mismos personajes que aparecen reiteradamente en su obra, como una metáfora más de los diferentes roles que ocupa el individuo en nuestra sociedad. Porque las inseguridades (Animales de compañía, 2005; Bubble Bobble, 2005), la vanidad (Magic Mirror’s Slaves, 2007), el ego, el amor (Caleidoscopio, 2009; Cariño, 2009 o Amor, 2007), etc. se convierten aquí en proyecciones compartidas. Donde realidad y la ficción se entremezclan en estas pequeñas historias animadas. Esta exposición, por tanto, trata de cuestionar nuestras propias contradicciones porque, como afirma Ruth Gómez, “el mundo real, quizá, es menos importante que el mundo que necesitamos”, pero ¿a quién le importa ya la realidad?”