ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Exteriores traslada a Suiza la explicación sobre las cuentas de la cúpula de Barceló

Jesús García Calero. Abc.es, 11 de noviembre de 2008

El embajador en Ginebra mezclará hoy en rueda de prensa la inauguración de los Reyes con la polémica de los gastos

La polémica por el coste la cúpula de Barceló y su pago con fondos de Ayuda al Desarrollo se extiende un día más y llega hasta Ginebra. Los contribuyentes conocerán en Suiza, y no en la piel de toro, cómo son las cuentas claras del Gobierno Español con respecto a la finaciación otorgada por el dinero público y privado a la fundación Onuart -que ha canalizado la monumental intervención de Miquel Barceló en la cúpula de un edificio de la ONU en Ginebra-. Los periodistas españoles han sido para ello convocados hoy en Ginebra.

No será porque Suiza tenga fama de aclarar las cuentas ni de lidiar toros tan difíciles, sino porque -aseguraban ayer en Exteriores- ya estaba convocado este acto, aunque no para hablar de números, sino de inauguraciones. En efecto, la cita no va a tratar únicamente del escrutinio del precio de la cúpula, sino que estará centrada en la solemne apertura del próximo día 18.

En la rueda de prensa se explicará cómo será el acto presidido por los Reyes, y al que asistirán el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. El dinero que tanta polémica ha causado en Suiza será tratado a renglón seguido por el embajador español ante la ONU, Javier Garrigues, quien detallará además el criterio por el que se destinó a la cúpula medio millón de euros del Fondo de Ayuda al Desarrollo.

Moratinos confirma la Bienal

Entre tanto, en Bruselas, el ministro Moratinos confirmó las informaciones publicadas por ABC el pasado fin de semana. En efecto, aseguró que Barceló ha sido el artista elegido para representar a España en la Bienal de Venecia y también que para financiar la cúpula del pintor en Ginebra se empleó una partida de 500.000 euros de los FAD, si bien matizó que ese dinero no ha sido computado como Ayuda al Desarrollo en el informe que su Departamento presenta ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En efecto, la cita no va a tratar únicamente del escrutinio del precio de la cúpula, sino que estará centrada en la solemne apertura del próximo día 18.

«No computa»

En Madrid, la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional ratificaba las palabras del ministro y recordaba que todas las acciones del Gobierno en materia de Ayuda Oficial al Desarrollo se remiten cada año al Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE para su «control» y «ratificación». Es decir, que sólo se computa como Ayuda lo que la OCDE permite contabilizar como tal.

Según Ep, el último informe que el Gobierno remitió a la OCDE corresponde al ejercicio de 2007 y se presentó a los medios de comunicación en octubre pasado. Ese documento debería estar disponible en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Sin embargo, el enlace a dicho documento dio continuamente un mensaje de error durante buena parte del día de ayer, mientras que podían consultarse sin problemas los informes de años anteriores.

Nada se comentó tampoco del hecho de utilizar fondos de Ayuda al Desarrollo para intervenciones artísticas ni otro tipo de actuaciones que luego la OCDE no computa.

Reunión de Buenas Prácticas

Por otra parte, ayer tenían previsto reunirse con Antonio Nicolau Martí, director general de Cooperación Cultural de Exteriores, los delegados de las cinco asociaciones del sector del arte contemporáneo. La cita estaba cerrada de antemano para solicitar que la elección de los artistas que representan a España en las bienales internacionales se profesionalice o que al menos se «contagie» del espíritu del famoso documento de buenas prácticas -que aprobó el Gobierno-. Martí está al frente del gabinete que se ocupa de estas decisiones y la noticia de que no se ha justificado la elección de Barceló para la Bienal de Venecia estuvo a punto de estropear el encuentro. De hecho, la asociación de directores de museos no se presentó en el Ministerio de Exteriores. Sí acudieron representantes de las asociaciones de críticos, artistas, galerías de arte y el Instituto de Arte Contemporáneo.

La reunión fue cordial, según ha podido saber ABC, y de ella salió el compromiso de mantener nuevos contactos en diciembre, antes de que concluya el año. La situación actual, con la polémica suscitada por la decisión de llevar a Barceló a Venecia y el problema con las cuentas de la cúpula de Ginebra, fue un buen motivo para que las asociaciones expresasen al Gobierno su deseo de que se hagan de otro modo las cosas. La elección de Barceló se asume desde el Ministerio como algo inamovible, y será presentado públicamente en los próximos días, pero tampoco se ha pedido a las asociaciones de arte contemporáneo que se impliquen en este punto. Tras comprobar, sin embargo, la buena disposición de Exteriores para un futuro, todos se comprometieron a llegar a la próxima cita con propuestas concretas.

El objetivo es despolitizar la cultura. El sector quieren que el documento de buenas prácticas aprobado por el Gobierno no sólo se aplique en la elección de los directores de museos, teatros y demás instituciones culturales públicas, sino también en la elección de los artistas que nos representen en citas internacionales por medio de un comité de expertos en lugar de a dedo, como hasta ahora. Según las asociaciones de arte contemporáneo, está previsto reunirse más adelante con la responsable de Cultura en el Gabinete de Presidencia, Marifé Santiago.