ENG

 

Buscar

 

contacto

Contactar con el IAC

“Dale la vuelta al vino, el arte es el camino” | Obra de la escultora Beatriz Carbonell Ferrer en la calle Ercilla de Bilbao


La escultora Beatriz Carbonell Ferrer instala la obra Dale la vuelta al vino, el arte es el camino” en la calle Ercilla de Bilbao.

Bodegas Murillo Viteri son los mecenas de este proyecto que camina junto a Formarte Bilbao, donde el arte es una herramienta de crecimiento personal y social.

La tonelería Gangutia ha colaborado en la producción de la obra.

La instalación escultórica podrá visitarse hasta finales de julio.

Desde el 3 de julio, el número 30 de la calle Ercilla de la capital de Bizkaia cuenta con una nueva obra de arte contemporáneo creada por la artista valenciana Beatriz Carbonell, afincada en La Rioja desde hace diez años. Carbonell trabaja desde una perspectiva social poliédrica, ya que, como artista, siente el compromiso de crear obras que reflejen el momento que le ha tocado vivir. La escultura que presenta en esta ocasión se llama “Dale la vuelta al vino, el arte es el camino”; es un conjunto escultórico instalativo que requiere de la presencia del espectador para completar el sentido de la obra. Ha sido creada con barricas y llega para enriquecer el entorno público de Bilbao y a las personas que habitan la ciudad --y sus turistas— recalando en su cultura y aportando pensamiento, calma y belleza. El título de la obra es una reflexión personal y social.


Bodegas Murillo Viteri entiende que el Arte es un medio y un fin en sí mismo; una empresa familiar que lleva el espíritu del mecenazgo desde sus inicios, pues son muchos los proyectos que se han desarrollado gracias a ella. Y eso lo sabe Formarte Bilbao, la escuela de arte dirigida a personas con discapacidad psíquica o intelectual, que se sirven del arte para llevar a cabo sus objetivos principales de crear oportunidades profesionales y avanzar en la inclusión social de este colectivo. Por eso, la artista colaborará en unas jornadas con Formarte Bilbao donde compartirá con los usuarios su manera de trabajar y técnicas de desarrollo creativo.

Murillo Viteri ha proporcionado barricas suyas creadas de manera artesanal por la tonelería Gangutia, donde se ha llevado a cabo la producción de la obra, en Cenicero, La Rioja.

Beatriz Carbonell Ferrer cuenta con una trayectoria artística internacional. Su mente creativa y su actitud profesional la ha llevado a viajar por 21 países de los cinco continentes donde ha realizado esculturas de gran formato en piedra, principalmente. Es licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia. Ha expuesto en salas y galerías de arte de varias ciudades españolas y, de manera paralela, ha creado y gestionado proyectos culturales de nivel nacional e internacional a lo largo de 25 años de carrera profesional. En septiembre, la artista será presentada en la galería de arte Vanguardia, de Bilbao.

Más información en www.beatrizcarbonellferrer.com y en www.bodegasmurillosviteri.com