ENG

 

Buscar

 

contacto

Contactar con el IAC

La Diputación de Segovia nombra hijo adoptivo de la provincia al artista Carlos León Escudero

Visita al taller de Carlos León Escudero.

La provincia de Segovia tendrá, a partir del próximo 29 de febrero, un nuevo hijo adoptivo; el artista Carlos León, cuyo nombre se sumará al del jurista Ángel Gil-Robles y al de la periodista Pilar García-Cernuda en su distinción como tal por parte de la Diputación. Y es que, hace unos días, a propuesta del presidente de la institución provincial, Miguel Ángel de Vicente, los portavoces de todos los grupos representados en la corporación acordaban de manera unánime aprobar el nombramiento, que será efectivo en el Pleno correspondiente al mes de febrero.

La corporación ha querido reconocer así la estrecha relación del pintor ceutí con la provincia, a la que llegó a mitad del siglo veinte, junto a su familia, con tan sólo tres años; de la que salió para residir en ciudades como París o Nueva York y convertirse en figura esencial de la historia artística abstracta española, hasta lograr reconocimientos como la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2022; y a la que regresó en 2002 para instalar su estudio y residencia en Torrecaballeros y continuar experimentando desde nuestro territorio con la morfología y orografía del mismo y los materiales visuales y físicos que le brinda.

Vinculado desde 1972 al movimiento Supports-Surfaces, corriente que él mismo introdujo en España, e influido por autores como Rothko, Pollock o Cy Twombly, Carlos León no ha dejado de buscar en los jardines y en el campo los acontecimientos, los sentimientos, los contrastes y la búsqueda interior de las identidades, que han hecho de los pueblos segovianos un lugar idóneo para la continuación de su desarrollo artístico en las últimas décadas. 

Apoyado, además, en su vasta cultura, su creatividad ha crecido con el paso del tiempo inspirada por la filosofía, la literatura, la música o el cine y le ha permitido inmortalizar los parajes de la provincia en fotografías que transforman la realidad en abstracción y en pinturas que, desde lo abstracto, evocan la realidad. “Carlos León es uno de esos artistas paisajistas que, sin contar con referencias explícitas en sus obras, sí nos transporta a la naturaleza de nuestra provincia en sus lienzos; algo que se magnifica cuando visitamos su estudio y paseamos por él entre ramas, piedras y otros objetos que puede llegar a encontrar en sus paseos”, asegura el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, celebrando el acuerdo adoptado.

Reunión de portavoces. Diputación de Segovia.

Como ha afirmado en alguna ocasión Carlos León, “el arte está pegado a nuestra carne y a la tierra que pisamos”; y, por ello, la provincia considera que sus más de treinta años pisando y observando la sierra de Guadarrama desde un gran ventanal, y encontrando en esa vista la paz y el sosiego que le permiten reflexionar y desarrollar su poética creativa, merecen reconocerlo como hijo adoptivo de la provincia de Segovia, tal y como se recoge en el Reglamento de Honores y Distinciones de la institución provincial, que señala que “se puede otorgar esta distinción a las personas físicas que, no habiendo nacido en la provincia de Segovia, se hayan destacado por sus méritos relevantes, especialmente por su trabajo o aportaciones culturales. Científicas, sociales, políticas o económicas en beneficio de dicha provincia”.