ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

Carlos León. El orden de las primeras cosas / A orde das primeirascousas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

31 Octubre 2014 - 1 marzo 2015

Centro Galego de Arte Contemporáneo (CGAC) - Santiago de Compostela.

Comisarios: Ángel Cerviño y Alberto González-Alegre

+ información

Esta exposición explora y vertebra algunas de las series más recientes del pintor Carlos León (Ceuta, 1948), indagando con especial interés en los juegos de relaciones -plásticas y conceptuales- que se establecen entre el radical cuestionamiento de todo ilusionismo que propone su pintura y la práctica constructiva de una producción tridimensional, en la que conviven los planteamientos puramente objetuales y la sólida arquitectura de la instalación, que irrumpe con inusitada fuerza y determinación en sus últimos trabajos.

La chatarra y los desechos industriales de sus esculturas componen un lenguaje roto y olvidado, un texto que el artista traduce para nosotros al código más legible de las prácticas artísticas y los objetos pulcramente musealizados; estos desechos quieren hablarnos, contar sus historias y las de los anhelos vanos de los hombres que los han ideado, construido, utilizado y desbaratado. Carlos León toma estos restos industriales como fragmentos de poemas, virutas métricas conservadas en frágiles papiros desmembrados y enterrados bajo las arenas del desierto, y compone con esas palabras encontradas sus propios versos, ...para descubrir, de forma inevitable, como sabiamente nos advirtió T. Tzara en sus "instrucciones para hacer un poema dadaísta", que el collage resultante dibujará con precisión las perplejidades de su verdadero rostro.

"El objeto del siglo ya no es la ruina sino la ausencia de rastros, la incapacidad para trenzar un relato en el que intervengan memoria y olvido. Los restos hablan, ambivalentemente, tanto de lo que sobra como de lo que falta. Carlos León saca partido de lo arruinado, disfruta con el color de los materiales, encuentra que el “criadero de polvo” no es, ni mucho menos, lo último. En la chatarra encuentra el rastro del tiempo el trabajo, lo inútil resulta que tiene la potencia para poner en marcha el proceso simbólico, el azar traumático, como el golpe de dados mallarmeano, ofrece el regalo de una belleza inesperada." (Fernando Castro).