ENG
Buscar
contacto

Contactar con el IAC

David Martínez presenta "Inercia" proyecto ganador de la sexta convocatoria del Premio LABjoven_Experimenta

portada_invitacion_LABORAL_INERCIA

Hasta el 3 de febrero de 2014

ESPACIO: Galería de Exposiciones

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial

Los Prados, 121. 33394 Gijón

Asturias.

PRODUCCIÓN: LABoral Centro de Arte y Creación Industrial e Instituto Asturiano de la Juventud de la Consejería de Presidencia del Principado de Asturias

Obra seleccionada como proyecto ganador de la sexta convocatoria del Premio LABjoven_Experimenta, convocatoria conjunta de LABoral y el Instituto Asturiano de la Juventud de la Consejería de la Presidencia de Asturias, Inercia alude a la propia definición que la física hace de la inercia: resistencia que opone la materia para modificar su estado de reposo a movimiento y alude a los disturbios en diversos países europeos, debidos a la reciente crisis financiera. La exposición toma como punto de partida el hilo argumental de Streets of Fire de Walter Hill (1984), y elementos y personajes de la saga de videojuegos HALO, iniciada en 2001, trasladados a la tercera dimensión.

Los estereotipos presentados en el western urbano, desde la escenografía a la figura de los protagonistas, sirven a David Martínez Suárez para hacer ficción partiendo de imágenes reales, donde los personajes se unen con un fin determinado, para hacer algo en común y luego se separan. El mismo ejercicio se repite en relación a la industria de los videojuegos y todo lo que la rodea, como fenómeno social y económico que constituye un punto intermedio entre la ficción y la realidad. De HALO, el artista extrae elementos que, desde lo digital, dan pie a la producción material, tanto del personaje protagonista, John-117, como de estructuras físicas a partir de escenarios y elementos del juego que tienen la doble función de soporte y objeto. Las distintas reorganizaciones se inspiran en errores gráficos del juego, remitiéndonos a la forma en la que el videojuego nos obliga a jugar una y otra vez hasta conseguir nuestro objetivo.

David Martínez Suárez (La Hueria, El Entrego, 1984) vive y trabaja en Bilbao. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, donde también ha realizado un Máster, ha sido becado en la Fundación Bilbao Arte durante el año 2008. Ese mismo año recibe una beca del Kunsthaus Bregenz para una residencia en Austria durante dos meses.

Junto con los artistas Lorea Alfaro, Manu Uranga y Jon Otamendi obtiene la beca de difusión del Gobierno Vasco para el proyecto MLDJ, realizado entre 2010-2011. Ha protagonizado exposiciones individuales y colectivas en centros expositivos y museos, entre las que destacan Izena Gero, Museo Guggenheim, Bilbao; Defensa, en el Valey Centro

Cultural de Castrillón, 2012; Respira hondo, en la Fundación María Forcada, de Tudela, Navarra, en 2011; The back room, en 2009, en la Galería Parra & Romero, Madrid; Entornos Próximos, en Artium, Vitoria, 2008.

Su trabajo se organiza desde el interés por los contextos industriales y sus relaciones sociales, la tecnología y el propio cuerpo humano. Estos elementos no tienen por qué estar presentes en todo momento, son fragmentos de comunicación, que le ayudan a organizar ideas y van tomando diferentes direcciones para indicar por dónde el deseo

personal se va haciendo más denso para organizar proyectos. A nivel procesual, está más interesado en los incidentes y circunstancias que aparecen durante el desarrollo de las piezas que a su posible significado. Parte de una práctica artística donde el objeto real, delimita un campo conceptualmente desarrollado por la escultura desde el objeto, el espacio y la propia experiencia, absorbiendo diferentes medios y lenguajes.

Según sus propias palabras, “entiendo el trabajo desde los resultados de una operación técnica, donde se incorporan elementos que permiten la aparición del contendido, pero no como un contenido o discurso previamente definido al que se deba dar una solución material. No me interesa este tipo de resultado sino el lenguaje que lo produce, y la transparencia en las variables que hacen posible su construcción”.